Alibaba inauguró el viernes su nueva sede mundial en Hangzhou, una combinación de oficinas e instalaciones de ocio que suman casi 1 millón de metros cuadrados. El nuevo complejo hace un guiño a las raíces del gigante del comercio electrónico y demuestra su compromiso con su ciudad natal de Hangzhou, la capital de la provincia de Zhejiang, informaron los medios de comunicación chinos. Cuenta con jardines, un campo de fútbol, ​​una pista de atletismo de 400 metros, canchas de baloncesto y bádminton, y varios gimnasios, y también está equipado con instalaciones sin barreras, según el comunicado oficial de la compañía en WeChat. El nuevo campus de Alibaba en Beijing entró oficialmente en funcionamiento el mismo día y el complejo ofrece espacio de trabajo para 19.000 empleados. [Alibaba, in Chinese]

Relacionado