Se puede decir con seguridad que las mejores cafeteras de cápsulas han cambiado la forma en que muchas personas preparan su taza de café por las mañanas. Este estilo de cafetera se ha vuelto extremadamente popular, ya que ofrecen café estilo barista de manera rápida, fácil y de una manera que requiere un mínimo esfuerzo y acción por tu parte: ¡todo lo que tienes que hacer es colocar una cápsula, accionar el interruptor y ya tienes tu café! Pero como deberías hacer con todos tus electrodomésticos de cocina, es importante mantener tu cafetera de cápsulas limpia para que siga funcionando de manera efectiva y para que no afecte negativamente la forma en que se prepara, sabe o huele tu café. Con esto en mente, aquí te mostramos cómo limpiar una cafetera de cápsulas, incluido un tutorial de cinco pasos y consejos de mantenimiento. Cómo limpiar una cafetera de cápsulas: el tutorial Antes de comenzar con el tutorial, es importante tener en cuenta que la mejor manera de limpiar tu cafetera de cápsulas es siguiendo las instrucciones del fabricante. La forma de limpiar una máquina Nespresso será diferente a la de limpiar un modelo De’Longhi o Dualit, así que asegúrate de consultar primero las instrucciones de limpieza de la marca que elijas. En general, el siguiente tutorial es la mejor forma de limpiar una cafetera de cápsulas. Enjuaga tu cafetera de cápsulas Después de preparar el café del día, debes enjuagar tu cafetera con agua para eliminar cualquier residuo de bebida restante. Para ello, retira la cápsula usada de la máquina (a menos que tenga una cámara de cápsulas, que veremos a continuación), vuelve a colocar el soporte de la cápsula en su lugar y abre el flujo de agua presionando un botón o accionando un interruptor; los diferentes modelos tienen diferentes controles. Deja correr el agua durante unos momentos antes de apagarla. Esto no solo mantiene limpia tu cafetera de cápsulas, sino que también facilita el cambio entre leches lácteas y no lácteas para evitar la contaminación cruzada y evita que tu próximo café tenga un regusto extraño. Recibe las últimas noticias, reseñas, ofertas y guías de compra sobre magníficos productos tecnológicos, para el hogar y activos directamente en tu bandeja de entrada. (Crédito de la imagen: Sage) Vacía el tanque de agua y la bandeja de goteo A continuación, vacía el tanque de agua y la bandeja de goteo. Esto debe hacerse después de cada pocos usos para que el agua que usa tu cafetera de cápsulas sea fresca y para que la bandeja de goteo no se desborde. Si no estás descalcificando tu cafetera de cápsulas, puedes volver a colocar el tanque y la bandeja de goteo en su lugar después de haberlos limpiado con agua jabonosa. Pero si estás descalcificando tu cafetera de cápsulas, llena el tanque de agua con una solución descalcificadora (más sobre esto a continuación) y vuelve a colocarlo. Asegúrate de dejar la bandeja de goteo retirada para el siguiente paso y coloca un recipiente en su lugar. Realiza el proceso de descalcificación. Llevar a cabo un programa de descalcificación parece mucho más complicado de lo que es y no lleva mucho tiempo. Descalcificar tu cafetera de cápsulas es algo que debes hacer con regularidad para evitar la acumulación de cal o minerales y garantizar que los elementos calefactores y las tuberías se mantengan en buenas condiciones. Para iniciar el proceso de descalcificación, utiliza un descalcificador o crea una solución descalcificadora con una proporción de 1:1 de agua y vinagre. Pon esto en el tanque de agua y, con un recipiente en lugar de la bandeja de goteo, haz funcionar la cafetera para que el descalcificador enjuague y limpie las tuberías para eliminar cualquier residuo. Este paso se puede realizar un par de veces si tu cafetera de cápsulas está particularmente sucia. Después del proceso de descalcificación, deja reposar la cafetera de cápsulas durante una hora antes de vaciar el tanque y limpiarla a fondo. Llena el tanque con agua y vuelve a enjuagar la máquina para eliminar cualquier resto de vinagre. Vacía y vuelve a llenar el tanque de agua antes de colocarlo y la bandeja de goteo en su lugar. Quita y limpia la cámara de cápsulas Las máquinas de café en cápsulas tienen una cámara de cápsulas para recoger las cápsulas usadas, de modo que no tengas que tirarlas constantemente después de cada uso. Pero cuando la cámara se llene, asegúrate de quitar las cápsulas usadas (la mayoría de las cápsulas se pueden reciclar) y desechar cualquier residuo de agua o café. Limpia la cámara con agua tibia y jabón y un paño antes de volver a colocarla en su lugar. Limpia el exterior Para eliminar cualquier mancha o huella dactilar del exterior de tu máquina de café en cápsulas, toma un paño húmedo y limpia el exterior para darle un brillo y un brillo rápidos. ¡Y listo! (Crédito de la imagen: Sage) ¿Con qué frecuencia debo limpiar mi máquina de café en cápsulas? Lo ideal es que limpies tu máquina de café en cápsulas cada tres meses. Esto se refiere a una limpieza y descalcificación a fondo como la del tutorial que se indica arriba. Pero después de cada pocos usos, deberías reemplazar el agua del tanque, tirar los residuos de la bandeja de goteo y reciclar las cápsulas vacías.¿Cuánto tiempo debería durar mi cafetera de cápsulas?La cafetera de cápsulas promedio debería durar entre 5 y 10 años. Sin embargo, esto depende del fabricante y el modelo que tengas, y de la frecuencia con la que uses tu cafetera de cápsulas. La mayoría de los fabricantes ofrecen amplias garantías, por lo que si tu máquina se rompe, deberías poder reemplazar sus piezas o conseguir un reemplazo completo.Si tienes una cafetera de café en grano, asegúrate de consultar nuestros consejos sobre cómo limpiar una cafetera de café en grano. Las mejores ofertas de cafeteras de cápsulas de hoy