SAN FRANCISCO – Cruise, la compañía de vehículos autónomos propiedad de General Motors, llegó a un acuerdo multimillonario esta semana con el peatón que fue arrastrado por uno de sus automóviles en octubre. Fortune informó por primera vez sobre el acuerdo, que The Washington Post confirmó de forma independiente. Cruise pagó a la víctima entre 8 y 12 millones de dólares, según Bloomberg News.