Generalmente se piensa que si hablas inglés tendrás acceso a más trabajos, mejores y mejor remunerados en el extranjero, pero ese no es necesariamente el caso en España.