MELBOURNE, Australia: Esta semana, una mujer australiana acusada de servir hongos venenosos a la familia de su exmarido se declaró inocente en el Tribunal de Magistrados de Latrobe Valley de tres cargos de asesinato y cinco cargos de intento de asesinato. Erin Patterson, de 49 años, está acusada de matar a sus ex suegros, Don y Gail Patterson, ambos de 70 años, y a la hermana de Gail Patterson, Heather Wilkinson, de 66 años.